Informacion de los vuelos a Leticia Amazonas Colombia

By on March 19, 2016

Leticia, es una ciudad pequeña rodeada de selva amazónica y el majestuoso Rio Amazonas. Nuestra ciudad de tan solo 40,000 habitantes, se ha enfocado en turismo ecológico y étnico desde hace más de 30 años, atendiendo mas de 30,000 turistas anuales. El aeropuerto internacional de Leticia Amazonas se llama “Alfredo Vasquez Cobo”, es el mas grande del sur del paisy en estos momentos se encuentra en ampliación para recibir mas vuelos diarios. Es el Aeropuerto mas grande del sur

Aeropuerto Internacional Alfredo Vasquez Cobo

Aeropuerto Internacional Alfredo Vasquez Cobo

Vuelos a Leticia Amazonas

Nuestra ciudad solo tiene vuelo directo desde Bogotá. En Medellín, Cali, Santa Marta, Cartagena, Barranquilla u otra ciudad hay vuelo pero con conexión a dicha ciudad. Las aerolíneas que tienen vuelo a Leticia Amazonas son LAN, Satena y Avianca. La duración de los vuelos es +- 1 hora y 45 minutos. En temporada alta se puede tener 3 vuelos diarios y en temporada baja 2 vuelos.

Horario de los vuelos a Leticia Amazonas

Los itinerarios de los vuelos cambian según las directrices de cada empresa, LAN tiene un promedio de llegar a las 11:30 AM y AVIANCA a las 2:00 PM desde bogota o cualquier otra ciudad de Colombia.

Informacion de los precios de vuelos a Leticia Amazonas

El promedio de los precio de los vuelos a Leticia Amazonas es de $350,000 COP ida y vuelta comprándolos con anticipación y a la fecha pueden estar al doble o hasta mas.

Historia del aeropuerto Alfredo Vasquez Cobo de Leticia Amazonas

Las comunicaciones aéreas entre Bogotá y Leticia y otras ciudades del país que carecían de aeropuertos, pero estaban en a orillas de los grandes ríos, se realizaban en aviones anfibios hasta 1948. En esa época llegaron los PBY Catalina que eran bastante lentos y tenían poca capacidad de carga. El Ministerio de Guerra por intermedio del Departamento de Aeronáutica Civil, hacia el año de 1950 inició los operativos para un intento de construir un aeródromo en esa localidad para recibir aviones de ruedas.

La posibilidad de unir por vía aérea al puerto de Leticia, era una obsesión del general Rojas, desde su paso por la dirección de la Aeronáutica Civil años antes, al evocar la situación de desamparo que sufrió esa población en 1932 cuando fue invadida por personal civil peruano. También era prioritaria la presencia del Estado para ejercer la soberanía nacional en el sur del país. El viaje río arriba por el Amazonas, entrando por el Brasil es aún hoy en día, excesivamente largo. La Fuerza Aérea Colombiana adquirió en Panamá una planta de asfalto, por un buen precio por tratarse de material sobrante de guerra de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. La planta fue embarcada con destino a Leticia y debía trasladarse siguiendo la costa atlántica, bordeando la costa del Brasil para entrar por la desembocadura del río Amazonas. En el buque «El Cabimas» de la Armada Nacional, y contando además con doscientos mil galones de asfalto líquido del tipo RC2 (de curado rápido) se emprendió el largo viaje. La Armada ordenó que el asfalto fuera traspasado al buque ARC Cúcuta de 10 000 toneladas de desplazamiento, que se encontraba en el puerto de Leticia. Antes de llegar el barco a la desembocadura del río Amazonas, en la costa del Brasil, tuvo que afrontar una tormenta que le trajo serias averías y no pudo proseguir. Como consecuencia, hubo necesidad de deshacerse de la planta de asfalto, la cual terminó en el fondo del mar, y muy lejos de su destino. El asfalto sí llegó a su destino y fue luego trasladado a un depósito hecho en tierra en las proximidades del terreno que sería el aeropuerto. Así las cosas, se emprendió la construcción de una rudimentaria pista de 900 metros de longitud que consistía en una zona nivelada y compactada destinada a la operación de pequeñas aeronaves que llegaban a Leticia desde el Brasil y el interior del país. En 1952 la pista original fue prolongada hasta los 1 300 metros, que permitía la operación con restricciones de aviones DC-3 y similares. En el año de 1955 la Empresa Colombiana de Aeródromos (ECA) asumió la construcción del nuevo aeropuerto a orillas del río Amazonas, para lo cual adelantó los estudios topográficos, el diseño de la pista y del edificio e inició la construcción con la desecación del pantano existente en el sitio, y derribando la selva utilizando herramientas importadas directamente desde Nueva York. Como no existía muelle, se utilizaron balsas de madera para descargar sobre ellas la maquinaria con grúas del mismo buque que las transportaba, para trasladarlas a tierra.

Como tampoco existían los materiales pétreos en la zona para la construcción de la pista, se exploraron varios riachuelos afluentes del Amazonas buscando la piedra, pero el material necesario sólo se encontró en La Pedrera, una comunidad a más de 1 000 kilómetros de Leticia. Esta situación acarrearía un gran costo para producir y transportar los materiales desde La Pedrera hasta el sitio del aeropuerto.

Es por ello que el equipo de ingenieros de la ECA pensó en la posibilidad de construir un horno y fabricar sus ladrillos requemados a orillas del río. Es así como fabricaron rudimentariamente tres millones de unidades para «pavimentar» la plataforma y cimentar la pista del aeropuerto de Leticia. La resistencia fue tal, que se dio la posibilidad de operación en aviones DC-4.

Para vencer la dificultad de secar los ladrillos, se construyeron enramadas con techo de zinc con basculantes para abrirlos cuando había sol y cerrarlos en el momento que empezaba la lluvia. Cabe anotar que el régimen de lluvia en ese sitio de selva amazónica, era de 6 a 7 centímetros. La piedra para la construcción del edificio terminal fue llevada desde Cartagena en un buque de la armada aprovechando las maniobras anuales para la navegación por el río Amazonas. Se consiguió una arena muy fina en una isla del Amazonas situada aguas arriba de Leticia que sirvió, al mezclarla con el cemento, para darle firmeza. Al frente de las obras del aeropuerto de Leticia estuvo el ingeniero de la ECA, Mario Velasco Llanos.

El terminal fue dado al servicio como aeropuerto internacional a finales de 1955; para fomentar el tráfico aéreo en la zona de la Comisaría del Amazonas, se le dieron mayores facilidades a las compañías aéreas nacionales e internacionales para que prestaran sus servicios a esas apartadas regiones. La ECA mediante resolución reglamentaria número 12 de 1955 exoneró el pago a las compañías aéreas por los servicios de aterrizaje y radioayudas en dicho aeródromo, como incentivo a la operación. Por su ubicación geográfica Leticia se convertía en parada obligatoria en las rutas al Perú, Bolivia, y Brasil. Leticia no sólo empezó a recibir aeronaves DC-4, sino que fue incluida en el cuadro de rutas dentro del marco del Convenio Bilateral firmado entre Colombia y Estados Unidos en 1956 (Acuerdo de transporte aéreo del 24 de octubre de 1956). Empresas nacionales como la Lloyd Aéreo Colombiano y extranjeras como ASA Airways International, junto con la Fuerza Aérea Colombiana, se beneficiaron con este nuevo aeropuerto fronterizo, prestando un servicio muy importante a la comunidad y al gobierno que finalmente podía mantener una presencia representativa en esas apartadas regiones de la geografía colombiana. Más adelante empresas como Agencia Interamericana de Aviación (AIDA) y Aeropesca llegaban al aeropuerto de Leticia uniendo a la capital de la Comisaría del Amazonas con el interior del país. Más tarde, fue la empresa estatal SATENA, que lideraba el mercado, junto con Avianca prestaban servicios regulares con aviones DC-4.

Desde 1955 hasta 1972, la pista del aeropuerto fue sometida a trabajos permanentes de conservación lo que representó fuertes inversiones del presupuesto central. Hacia el año 1971 la Aeronáutica Civil estudió la posibilidad de construir el campo de aterrizaje con mallas metálicas a todo lo largo y ancho de la pista para soportar el peso de los nuevos aviones tipo Jet que habían llegado al país. Este proyecto fue descartado por el alto costo que significaba y por ofrecer una solución provisional, que no estaba acorde con las exigencias que requerían unas facilidades aeroportuarias eficientes y seguras.

Fue en octubre de 1972, cuando la Aeronáutica Civil contrató la construcción de la nueva pista de 2 000 metros de longitud y 40 de ancho con capacidad para recibir aviones Boeing 727 y similares, de acuerdo a las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la remodelación del terminal de pasajeros. Los estudios preliminares y los diseños de las obras estuvieron a cargo de la firma de ingenieros consultores franceses SOFREAVIA, de reconocida trayectoria a nivel internacional.

La obra representó una construcción de 50 000 metros cúbicos de una base de arena estabilizada con cemento mediante mezcla en planta, siendo la primera vez que en el país se ponía en práctica este sistema de gran importancia dado el alto índice de lluvias en la región y las condiciones tan irregulares de los suelos.

La construcción de la pista estuvo a cargo de las firmas de ingenieros contratistas Murillo, Lobo-Guerrero y Cía. Ltda, Germán Alvarado y Cia. Ltda., Rafael Sanz y Cía. y EPIC S.A., bajo la gestión interventora de la firma Restrepo y Uribe Ltda.

Entre los materiales utilizados para la construcción es de mencionar quefue necesario importar la arena del Brasil, dado que, como ya se mencionó, anteriormente en Leticia no se contaba con este tipo de material. La arena se explotó en la desembocadura del río Yavaví, a 12 horas de navegación fluvial desde Leticia. El cemento utilizado fue llevado desde Barranquilla por vía marítima, para remontar el río Amazonas desde Belén del Pará en las costas del Brasil hasta Leticia. El viaje representó una travesía de 22 días de navegación en condiciones favorables, dignas de una narración de García Márquez. El material asfáltico, por el contrario, se llevó por vía terrestre desde Barrancabermeja hasta Puerto Asís y de allí por vía fluvial por el río Putumayo hasta desembocar en el Amazonas y remontar aguas arriba hasta llegar a Leticia después de 16 días. Otro de los materiales del que se hizo uso fue la gravilla extraída de los ríos Amazonas y Caquetá en una cantidad de 5.6 toneladas.

Durante la construcción de las nuevas facilidades aeroportuarias se estableció un verdadero puente aéreo para movilizar el personal técnico y obrero, maquinaria, repuestos, combustibles y otros. Mediante contrato con la FAC, en los espaciosos Hércules pudo transportarse buena parte de los elementos requeridos para la obra, en tanto que los remolcadores de la Armada Nacional llevaron los combustibles y el asfalto desde Puerto Asís.

Entre las obras complementarias del nuevo aeropuerto se construyó una nueva plataforma y calles de taxeo. La plataforma fue diseñada para una capacidad de cinco aeronaves tipo 727. Así mismo, la Aeronáutica Civil acometió la construcción de la vía de acceso al aeropuerto, que constituye una avenida que termina en las calles céntricas de la ciudad.

El edificio terminal sufrió reformas de tipo arquitectónico para hacerlo más funcional y agilizar los procesos de llegada y salida de pasajeros. Se amplió la sala de espera, el despacho de aerolíneas, el restaurante y los baños. Igualmente, se reemplazó la antigua ventanería para darle un nuevo aspecto exterior al edificio. Los servicios aeronáuticos del aeropuerto internacional de Leticia fueron dotados de una estación VOR, un radio-faro no direccional de onda larga y equipos de comunicaciones aeronáuticas, y de medición de distancia DME; equipos VASI que indican el ángulo de aproximación a la pista, una planta eléctrica y un sistema de iluminación de pista para las operaciones nocturnas.

La construcción del aeropuerto internacional de Leticia le representó un aporte del Gobierno Central de $87 millones de pesos por la totalidad de las obras y fue inaugurado por el Presidente Misael Pastrana en 1974 y se le bautizó con el nombre de «Alfredo Vásquez Cobo» en homenaje al general de la república, que defendió y logró mantener la soberanía nacional en el Trapecio amazónico durante el conflicto con el Perú.

Pronto Avianca inició sus servicios regulares con aviones Boeing 727, seguidos por los servicios de Aerotal en aviones Caravelle. Más tarde SAM retomó los servicios utilizando aviones Lockheed Electra en las rutas desde Bogotá y Cali a Leticia con un servicio internacional a Manaos.

Durante la década de 1980 el aeropuerto de Leticia fue la base de la aerolínea Aerotransportes del Amazonas (ATA), de propiedad del legendario Mike Tsalickis, que inicialmente operaba pequeños aviones Cessna de turismo y llegó a operar un DC-6 de carga. Esta operación terminó con el arresto del señor Tsalickis, quien fue acusado de transportar especies nativas protegidas y luego acusado de narcotráfico. En esa época también hubo un auge de operaciones ilícitas en aviones de diferentes tamaños, sin que las autoridades ejercieran un verdadero control.

Las compañías cargueras Aerosucre y más tarde LAS empezaron a utilizar las instalaciones del aeropuerto, ofreciendo vuelos regulares de carga trayendo suministros a Leticia y llevando gran cantidad de pescado fresco como la gambiana o cachama blanca (Piaractus brachypomus), para el mercado del centro del país, primero en aviones DC-6, luego Caravelle y más tarde con los Boeing 727. En estas empresas, se transportaban pasajeros informales que por un monto mucho menor a la tarifa corriente, eran transportados junto con la carga en ambos sentidos sin ningún control de las autoridades. Mucho más tarde llegaron los MD-83 de Avianca, uno de los cuales, el EI-CEQ, se llamó «Ciudad de Leticia», y operaban regularmente a esta ciudad.

(Visitas: 1839)

Incoming search terms:

  • q horas salen en avion poayan leticia (3)
  • aeropuerto de leticia (1)
  • costo de avion a leticia amazonas (1)
  • cuántos vuelos diarios a Leticia (1)
  • nuevo aeropuerto de leticia amazonas (1)
  • valor tiquete leticia a la pedrera amazonas (1)

About Sergio Rojas

Leticia es una ciudad ubicada en el extremo sur de Colombia. Es la capital del Departamento del Amazonas. A pesar de estar alejada de los principales centros urbanos del país, sin comunicación por carretera, constituye un nexo comercial importante con Brasil debido a su situación de ciudad limítrofe sobre el río Amazonas y cercana al hito tripartito con Perú y Brasil.

You must be logged in to post a comment Login